Kumho, proveedor exclusivo del revolucionario coche eléctrico de competición de InMotion

El que probablemente será el vehículo de competición completamente eléctrico más rápido del mundo, ha hecho su debut en el circuito holandés de Zandvoort, con neumáticos Kumho. Durante la carrera anual Pinksterraces, que se celebra el 3 y 4 de junio, el joven equipo de competición InMotion, compuesto principalmente por estudiantes de la Universidad de Tecnología de Eindhoven y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Fontys, intentará batir el récord actual del circuito en un vehículo eléctrico, que es de 2:04:52. El IM/e de InMotion, ha sido presentado oficialmente este fin de semana en el parque del circuito Zandvoort, el entorno perfecto al haber contado con la presencia del piloto holandés de F1, Max Verstappen, en su monoplaza del Red Bull Grand Prix.

Con este hito, Kumho reafirma su posicionamiento en el mercado eléctrico, un segmento en el que muy pocos fabricantes de neumáticos tienen presencia. Esto es posible gracias al duro trabajo de I+D de la compañía, que ha hecho posible el desarrollo del KUMHO Wattrun VS31, un modelo para vehículos eléctricos que optimiza el consumo gracias a su baja resistencia a la rodadura, además de ofrecer unas elevadas prestaciones sobre suelos mojados.

De este modo, el fabricante coreano es el fabricante perfecto para equipar el monoplaza InMotion IM/e, que cuenta con una transmisión formada por dos motores eléctricos de alta potencia que generan 557 CV, apoyados de una batería de 200 kg que aporta al vehículo un peso total de 650 kg. Con unas especificaciones superiores a los vehículos de la Formula E, el vehículo acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos y consigue una velocidad máxima de 280 km/h. De todas formas, esto es solo un primer paso para estos jóvenes emprendedores, que les servirá de base para su próximo IM01, un vehículo híbrido de competición de 1100 CV con el que pretenden romper el récord de 6:11:13 en 20,8 kilómetros de Stefan Bellof, en el circuito de Nürburgring, antes de competir en la clase Garage 56 de la legendaria carrera de Las 24 Horas de Le Mans, clase reservada para vehículos con innovaciones técnicas. Esta espectacular carrera del futuro tiene la intención de superar a la actual F1 al reducir a más de la mitad el consumo de combustible.

Respecto a la colaboración de Kumho con InMotion, Dirk Rockendorf, director de marketing de Kumho a nivel europeo, ha comentado: “Estamos muy contentos de haber hecho efectiva la colaboración con este joven equipo volcado en la innovación y que ha visto cumplido su objetivo. Estos jóvenes tan motivados están dispuestos a demostrar que la conducción eléctrica y la competición puede formar una pareja perfecta. Estamos muy orgullosos de apoyar su proyecto”.

Compartir en