Kumho quiere batir un nuevo récord en Nürburgring con un Dodge Viper ACR

Para el 90 aniversario del emblemático Circuito de Nürburgring 378 fans estadounidenses de Dodge Viper van a hacerse el mayor regalo nunca recibido: tratar de batir el récord de la vuelta más rápida con un vehículo de calle. Todo empezó tras campaña de crowdfunding en Estados Unidos, en la que se recaudaron 165.000 euros. Además, la campaña ha contado con el apoyo clave de un distribuidor de Dodge en Texas, que ha cedido dos Viper de su versión más deportiva y rápida, ACR, que llevan equipo original de Kumho de la familia ECSTA.

Para llevar a cabo el intento de récord en el circuito de 20,832 kilómetros, competirán los pilotos Dominik Farnbacher y Luca Stolz. Tendrán el reto de controlar la potencia del motor V10 de 8.4 litros con 663 CV del ACR en el circuito. Como aliado para conseguirlo, este súper deportivo cuenta con un alerón de gran tamaño que garantiza la máxima velocidad y una presión de contacto con el asfalto de más de 1.000 kilogramos, además de contar con un equipo original de neumáticos de competición desarrollados específicamente por Kumho. Concretamente, los semi-slicks que monta tienen una dimensión de 295/25 R 19 para el eje frontal y 355/30 R 19 para el eje trasero y están dotados de la tecnología de competición más puntera que ofrece un agarre extremo sobre suelos mojados y unas prestaciones elevadas. Además, su diseño asimétrico garantiza una fuerza lateral máxima.

El Viper ACR, cuya producción ha sido recientemente discontinua, aguarda para conseguir esta misión imposible. El Lamborghini Huracán Performante y el Nio EP9 han conseguido el último récord en Nürburgring con unas marcas de 6:52 y 6:47 minutos respectivamente. La esperanza para conseguir este reto está depositada en el tiempo conseguido por el Dodge Viper en 2010, que tardó 7:12 minutos en completar el circuito.

Compartir en